El color que habla

El uso de la luz de color está principalmente asociado a la creación de ambientes, escenas dentro del espacio o la proyección sobre un sólido, pero esto también es la característica de la luz funcional, entonces ¿Para que nos sirve realmente la luz de color?.

Si hablamos estrictamente de luz funcional, estaríamos de acuerdo que la luz de color en una oficina no nos sirve para cumplir los niveles de iluminación adecuados para trabajar, pero si observamos nuestro entorno, nos daremos cuenta que el color de los objetos complementan el espacio diseñado o el espacio natural, como diseñadores de iluminación no podemos ignorar esto al momento de proyectar, el simple hecho de contar con un muro remate que tiene una textura y relieve diferente nos apunta a querer resaltarlo con luz, esto es un proceso de iluminar lo que se debe.

Cuando hablamos de color, hablamos de un indicativo que nos permite asociarlo con emociones y señales, un ejemplo claro es el semáforo, el rojo: nos indica alto total, el amarillo: precaución y el verde: avanzar, si traducimos estas señales emotivas a la iluminación, podemos coincidir que la luz nos sirve para decirnos algo, es cuando el color nos habla.

Hace poco la marca Philips lanzó un sistema de control de iluminación personalizado llamado HUE, utilizando el control inalámbrico como principal herramienta, a esto agregó diferentes sistemas de iluminación con cambios de temperaturas de color y RGBWW, lo que más me sorprendió es que la principal causa de introducir el color, fue para ayudar a las personas con problemas auditivos, esto porque el sistema HUE puede formar parte de otros sistemas por la introducción de IoT (Internet of things), un ejemplo es que puedes asociar el sistema HUE con el sistema de tu cocina y mientras que estás realizando otras actividades el sistema te avisa que la comida del horno está lista, haciendo cambios de color, o cuándo tocan el timbre de tu puerta, el sistema te avisa cambiando el color de la luz, para mi esto es increíble, ya que estamos entrando a una era donde la luz artificial pasa a ser más importante de lo que es. 

Como arquitectos sabemos que la arquitectura puede representarse con un hecho histórico o un rompimiento de diseño, esto se conoce como hito, actualmente la luz de color ha formado parte de celebraciones, mensajes o comunicación a través de estos hitos, lo cuál hace que un movimiento tome fuerza, entonces me pongo a pensar en el poder de la luz, siempre existirán momentos de calma, donde la luz funcional cumple con su cualidad principal, pero también existen momentos donde necesitamos atenuar la función y encender el color, ya que como sociedad, tenemos el derecho de buscar el color y que más hermoso que hacerlo a través de una arquitectura que nos representa. 

Publicado por

Victor Uc Marrufo